Imagina que tienes una pelea con un boxeador. El premio: Libertad Financiera. Tiempo que debes resistir en el ring: 5 rounds. Tiempo de Preparación: 2 meses. El boxeador es un amateur, pero tiene experiencia noqueando novatos. Te preparas por 8 semanas. Tu condición física está mejor que nunca. Aprendiste unos cuantos movimientos para evitar ser golpeado. El día de la pelea llega. En el primer round, lo golpeas con todas tus fuerza. Parece que llevas momentum. En el segundo round, tus piernas y brazos están más pesados que lo normal. El cansancio te ha agotado. El boxeador toma ventaja de esta oportunidad y te golpea todavía más fuerte enviándote a la lona. Te faltó poco para aguantarle los 5 rounds a este boxeador. El boxeador se queda con tu premio – libertad financiera. Dentro de ti sabes, que con un entrenamiento rígido, con una buena estrategia y con el mentor indicado, hubieras podido noquear a este boxeador. ¿Qué tiene todo esto que ver con mercadeo en red y con tu libertad financiera? El boxeador es la vida. Los rounds son los años que le dedicaras al negocio. El premio es el mismo, libertad financiera. Tiempo de preparación – depende de ti. Es difícil avanzar en esta profesión sin tener la capacitación adecuada.
Todas las personas que han noqueado al boxeador de la vida, lo han hecho porque toman acción en su crecimiento personal. Siempre leyendo libros positivos, escuchando audio de personas que comparten sus experiencias, asisten a convenciones para afilar su hacha.
Por 10 años “creí” que podía solo (piensa: le aguanté 10 años a este boxeador y el resultado era el mismo, me mandaba a la lona). Pensé que mis conocimientos me llevarían a alcanzar mis sueños. Me daba sueño leer. Escuchaba la radio y veía programas poco productivos en la televisión. Fue hasta que mi mentor me sugirió empezar un plan de estudio…

Convertirme en millonario antes de tener el millón de dólares.

Me enseñó que libros leer. Audiolibros para crecer mis habilidades. Videos para convertirme en mejor persona. ¿La diferencia? Gracias a mi mentor, pude lograr en 10 meses lo que no logré en 10 años. Cuando empecé a invertir en mí, en mi educación, todo cambió. Mi mentor me ayudó a transformarme de adentro hacia afuera. Te comparto esta historia para que sepas por dónde empezar a trabajar. No significa que logres resultados similares en 10 meses, pero todo es posible. Recuerda las palabras de Benjamin Franklin “Vacía tus bolsillos en tu mente, que tu mente llenará tus bolsillos.” Raúl Luna PD: Recuerda que hay personas que han noqueado al boxeador en más de una ocasión, tu puedes, si crees que puedes.

Si quieres formar parte de un club exclusivo de mercadeo en red da click aquí

¿Estas recibiendo estas lecciones de cómo invertir en bienes raíces?

Dinos a donde te enviamos las lecciones.