¿Cuáles son algunas de las limitaciones que escucho todos los días para evitar empezar a crear su negocio de inversiones de bienes raíces? Hoy, te explicaré por qué no deberían serlo. No te limites. Pon atención y verás por qué.

Las 4 mentiras que detienen al inversionista principiante son:

 

1. Ocupo dinero para hacer más dinero

En la Academia hemos sido testigos de que esto no es cierto, varios estudiantes lo han logrado. Pero ocupas coraje, decisión, contactos y conocimiento. En esta etapa te debes enfocar 100% en encontrar el trato. Si logras vencer esa barrera, te prometo que los fondos aparecen. Un error muy común de un principiante es que se ponen a conseguir el dinero y la mayoría de los inversionistas te ignoran porque no tienes nada que mostrar. Enfócate en conseguir el trato.  

2. Ocupo dinero para un préstamo

Actualmente, existe la posibilidad de conseguir préstamos privados. Si te quieres ir a un banco tradicional, donde te preguntan de todo, es tu decisión. La manera como yo enseño a conseguir el dinero para que otros inviertan en Bienes Raíces, lo hacen sin crédito solo con los contactos correctos.  

3. Los buenos tratos sólo se consiguen cuando el mercado está desplomado

El mercado es bueno con cualquier economía, cuando asciende o desciende. No tienes que esperar a que llegue a un extremo para poder conseguir buenos tratos, estos negocios se consiguen teniendo la habilidad  y la seguridad de que lo vas a hacer bien y lo vas a cerrar de la mejor manera. En nuestra compañía todos siguen la misma regla cuando compramos casas para

4. Nadie quiere vender bajo

Hay personas que me han vendido propiedades a precios favorables porque la propiedad era un dolor de cabeza para ellos. Otros porque tenían otra inversión mas lucrativa y ocupaban los fondos ya. Otros porque no querian ponerla en el MLS. Si eres persistente, entonces vas a encontrar personas que tienen retos y tu como inversionista tienes que ser la solución de ayudarles a cerrar un trato lo antes posible. Ten en cuenta que necesitas decisión para crear dinero, pero no dinero para obtener un crédito. Quítate el pensamiento de que solo los buenos tratos salen cuando algo negativo sucede en el mercado y entiende que aquel en urgencia tiene que salirse de manera rápida, por lo que estarán dispuestos a vender a un bajo precio.