Si mis ingresos estuvieran relacionados a mi ortografía, tal vez no ganara ni un centavo. Pero como mis ingresos están atados a un sistema que funciona, no me preocupa tener uno, dos, tres, cuatro, cinco o más errores ortográficos. Mercadeo en red… No te pregunta si tienes buena ortografía. No te pregunta si fuiste a la escuela. No te pregunta si vienes de una familia adinerada. No te pregunta si has sido exitoso en el pasado. No te pregunta si eres hombre o mujer. Mercadeo en red te hará dos preguntas… 1. ¿Puedes seguir un sistema que funciona? Y si puedes… 2. ¿Puedes hacerlo de manera –constante– por un periodo de tiempo considerable? Si la respuesta es sí… TODO lo demás sale sobrando. Ignora los críticos y enfócate en responder las dos preguntas que de verdad importan en mercadeo en red. No se te olvide dejarme tus comentarios y no se te olvide compartir este artículo.